Cannabis y psoriasis

Cannabis y psoriasis

 

En Italia, 3 millones de personas padecen psoriasis. El 84% de los pacientes se decepciona con los tratamientos tradicionales y en el 90% de los casos los abandona. Estos son los datos reportados por el ADIPSO Encuesta (Asociación para la Defensa de los Pacientes Psoriásicos) realizada sobre 5,278 cuestionarios completados por pacientes y 2,560 por médicos especialistas.

El problema de los tratamientos ineficaces, para esta patología en particular, ya era conocido, pero en los últimos años surge una nueva esperanza en el horizonte. Aumentan las confirmaciones de los efectos beneficiosos del cannabis contra los problemas de la piel, como la psoriasis y la dermatitis.

El punto focal de los estudios clínicos incluyen las fuertes propiedades antiinflamatorias del cannabidiol (CDB), que al actuar sobre el sistema endocannabinoide humano es capaz de calmar la inflamación de la dermis, desempeñando una acción beneficiosa sobre las células de la piel.

¿Qué es la psoriasis?

La psoriasis es una dermatosis, una piel bastante común enfermedades con origen genético aunque se ha demostrado que intervienen factores ambientales y autoinmunes.

No es una enfermedad infecciosa ni contagiosa. Sus signos más notorios son las características motas escamosas eritemáticas circunscritas.

La psoriasis no está relacionada con el sexo o la edad y las lesiones cutáneas pueden ocurrir en cualquier parte del cutis, desde las palmas de las manos hasta las plantas de los pies. La psoriasis tiene muchas variantes: la más común (80% de los casos) es la variante “placa”, que se manifiesta con placas rojas o rosadas, escamas bien delimitadas y blanquecinas.

La psoriasis guttata, en cambio, tiene una incidencia del 10% sobre el total de casos, caracterizada por pápulas pequeñas y rojas (pequeñas lesiones en relieve). Aparece especialmente en la parte superior del pecho y en ocasiones puede extenderse al cuero cabelludo.

La psoriasis eritodérmica aparece en el 3% de los casos y genera grandes manchas inflamadas en grandes áreas de la dermis. Es una de las formas más graves, ya que a menudo provoca graves molestias al paciente por el intenso picor y la constante sensación de ardor.

La psoriasis pustulosa (3% del total de casos) provoca la aparición de zonas caracterizadas por un buen número de pústulas muy sensibles, que en ocasiones se limitan a la superficie de las manos o los pies. Estas lesiones cutáneas son dolorosas y la psoriasis, de esta forma particular se convierte en una enfermedad incapacitante.

La artritis psoriásica es una enfermedad crónica que afecta a las articulaciones y está directamente asociada a la presencia de psoriasis cutánea. En tres cuartas partes de los casos, la psoriasis es la "alarma" para el desarrollo posterior de artritis.

Los afectados experimentan sensaciones de dolor bien localizadas (en los pies o las manos, o en los codos o las rodillas) y experimentan una reducción progresiva de la capacidad de realizar grandes movimientos con el cuerpo.

En general, los pacientes sienten rigidez en las articulaciones, particularmente en las horas posteriores al despertar. En algunos casos especiales, la psoriasis puede "superponerse" con otras afecciones de la piel, como la dermatitis seborreica.

Muchos estudios han investigado los factores que subyacen a la aparición de la enfermedad. Las causas aún no se han aclarado, pero probablemente se crea que además del componente genético e inmunológico, factores ambientales o posibles traumas pasados ​​pueden contribuir al desarrollo de la enfermedad.

Estudios sobre cannabis y psoriasis

La investigación científica está demostrando los beneficios que el uso tópico de productos que contienen cannabidiol (CBD) o delta-9-tetrahidrocannabinol (THC) puede resultar en pacientes con psoriasis. Los dos principales ingredientes activos de la planta de cáñamo ejercen una influencia para mitigar los síntomas de la psoriasis.

Actúan sobre el estado inflamatorio de la piel, típico de la enfermedad. Una de las primeras investigaciones que descubrió este importante papel antiinflamatorio de los ingredientes activos contenidos en el cannabis se remonta a 2009 y ya sugirió que se realicen más investigaciones para probar las áreas de aplicación en medicina.

Unos años más tarde, en 2016, una revisión sistemática destacó una vez más cómo los ingredientes activos del cannabis se pueden utilizar con éxito en el tratamiento de diversas formas de psoriasis y esta última publicación señaló al cannabis como un aliado prometedor en la lucha contra la enfermedad.

Una de las manifestaciones más comunes de la psoriasis es la reproducción demasiado rápida de las células de la piel. En 2007, investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Nottingham observaron que algunos ingredientes activos de la planta de cannabis (THC, CBD y otros) podían ralentizar el crecimiento anormal de los queratinocitos, las células epidérmicas más comunes.

Estas evidencias han llevado a los investigadores a sugerir el desarrollo de productos que contengan esos ingredientes activos para ralentizar el proceso de crecimiento descontrolado de las células de la piel. En 2015, un importante artículo publicado en JAMA describió el papel del cannabis en el tratamiento del dolor crónico derivado de afecciones patológicas, incluidas las enfermedades de la piel.
En cambio, se remonta a 2017, una de las revisiones más recientes del progreso de la investigación sobre la relación entre el cannabis y la psoriasis.

La revisión fue editada por investigadores de la Universidad de Colorado y publicada en el Journal of the American Academy of Dermatology. En el largo análisis del estado actual de la investigación, los autores han destacado el vínculo claro entre el uso (tópico y no) de cannabis y una reducción sustancial de las enfermedades de la piel y los síntomas relacionados. La referencia muy clara es precisamente a la psoriasis y sus manifestaciones características. La eficacia del cannabis, según los estudios, es el resultado de sus conocidas propiedades antiinflamatorias.

A pesar de que cada día surgen más pruebas de esta calidad del cannabis, la investigación está lejos de ser detenida. Gran parte de la investigación, de hecho, se ha realizado en muestras animales y la acción de los principios activos del cannabis sobre el ser humano es, aún más, digna de un mayor interés por parte de la comunidad médico-científica.

Mecanismos de interacción de cannabinoides

El sistema endocannabinoide es un sistema biológico compuesto por endocannabinoides, neurotransmisores endógenos basados ​​en lípidos que se unen a receptores cannabinoides y proteínas receptoras cannabinoides, que se expresan en todo el sistema nervioso central y periférico de los vertebrados.

El sistema endocannabinoide participa en la regulación de una amplia variedad de procesos fisiológicos y cognitivos.

Estos incluyen el apetito, la sensación de dolor, el estado de ánimo, la memoria, la respuesta a algunos de los efectos cognitivos y fisiológicos del ejercicio físico y el sistema inmunológico. Hay dos receptores endocannabinoides principales: CB1 (identificado en 1990) y CB2 (descubierto tres años después, en 1993). Los mecanismos que actúan como base de una enfermedad como la psoriasis involucran al sistema inmunológico del ser humano.

El sistema endocannabinoide "se comunica" con el sistema inmunológico y actúa sobre la regulación de algunas funciones fisiológicas. Gracias a la investigación médica y científica, las complejas relaciones que hacen que el sistema endocannabinoide contribuya al equilibrio celular de nuestra piel son cada día más claras.

En el caso de la psoriasis, la inflamación de la piel desencadena una reacción que conduce a una maduración prematura de las células, que posteriormente conduce a lesiones características de la enfermedad.

El cannabis, gracias a su acción antiinflamatoria, juega un papel en la regulación de esta respuesta de nuestro organismo. El cannabidiol (CBD) actúa sobre el receptor CB2 del sistema endocannabinoide y contribuye a la inhibición de la proliferación celular y a la reducción de la producción excesiva de citocinas.

Además, en los últimos años no ha faltado evidencia científica sobre la capacidad del CBD para contribuir a la reducción de la producción de sebo (grado cutáneo), por lo que el cannabidiol también es interesante para el uso de prevención contra trastornos como el acné juvenil.

El papel del cannabis en la mitigación de una condición de dolor crónico debido a lesiones en la piel tampoco debe ser pasado por alto por muchas personas con psoriasis. Los beneficios del CBD, el THC y los demás principios activos del cannabis han dado nuevas esperanzas a los pacientes que padecen psoriasis, que debido a la ineficacia de los tratamientos tradicionales, se inclinan a abandonar la vía terapéutica. El cannabis, en este momento, está dando resultados donde muchas otras drogas habían fallado antes.

Uso tópico de CBD

La evidencia científica sobre los beneficios del cannabis para la piel es cada vez más sólida. Asimismo, cada vez surgen más dudas sobre cómo tomar los principios activos del cannabis, en particular el CBD, con el objetivo de ejercer su acción sobre la piel.

Es correcto aclarar que el cannabidiol tomado en las vías respiratorias (vaporizado o fumado) no tiene ninguna función sobre la dermis. Para encontrar los efectos es necesario aplicar el CBD directamente sobre la zona de la piel afectada.

Esta es la razón por la que una multitud de personas en todo el mundo producen y usan una amplia variedad de productos tópicos que contienen cannabidiol.

Aceites, ungüentos, cremas e incluso bálsamos labiales, llenos de cannabidiol extraído de la planta y semillas de cáñamo, son cada vez más utilizados por quienes padecen una forma de psoriasis y también por quienes desean aliviar los síntomas de una dermatitis o alguna otra patología de la piel. Entre los productos que más se utilizan como remedio para la piel, destaca el aceite de CBD.

La pomada aplicada sobre la piel, una vez absorbida, hace que el CBD intervenga sobre el sistema endocannabinoide, calmando los síntomas de la psoriasis y aliviando el dolor, gracias a la acción antiinflamatoria combinada. El aceite de CBD debe aplicarse suavemente en el área afectada de la piel y dejar actuar.

La cantidad de CBD a aplicar es variable y depende del tipo de persona, su respuesta al CBD y el estado en el que se encuentre la enfermedad.

Los aceites CBD Enecta están disponibles en tres grados (3%, 10% y 24%) y son una gama perfecta para satisfacer las necesidades de todos. El aceite CBD Enecta se produce y prueba en laboratorios especializados y está certificado en términos de pureza y seguridad, bajo estrictas y estrictas regulaciones.

El producto contiene aceite de semilla de cáñamo prensado en frío, cannabidiol, terpenos, vitamina E y otras moléculas de cáñamo naturales en el extracto. Esencialmente, como recuerdan los investigadores, es el uso de un aceite de CBD dermatológicamente probado, rico en terpenos y que se produce durante una cadena controlada y se monitorea en cada etapa.

El CBD contenido en los productos Enecta se obtiene de plantas de cannabis cultivadas en suelos orgánicos y certificados y cultivadas en toda Italia, especialmente en Abruzzo, Toscana y Emilia Romagna. Los beneficios del CBD tópico recientemente han ido más allá de la aplicación en el campo médico, afectando también a la industria cosmética.
CBD y psoriasis: testimonio

Al final, como siempre, lo que importa es el resultado final. Hace años que leemos los testimonios de pacientes que han podido mitigar los síntomas de una enfermedad crónica como la psoriasis. Los números propuestos por la encuesta de ADIPSO, citados al comienzo de este artículo, a menudo esconden historias y hechos personales muy dolorosos.

La mayoría de los pacientes con psoriasis, como ya se mencionó, después de poco tiempo abandonan el tratamiento, pero también existe un fuerte riesgo de desarrollar un síndrome depresivo. Los productos tópicos a base de cannabis han ofrecido una nueva oportunidad a todas estas personas. Uno de estos casos es el de Francesca V., que durante años ha luchado contra la psoriasis.

Después de años de medicamentos con cortisona e intentos continuos, Francesca decidió probar un aceite en el CBD. Extracto de cáñamo premium 10% de Enecta - observando sus beneficios al poco tiempo.

Hoy Francesca puede vivir con esta obstinada enfermedad de la piel. Puedes leer el testimonio de Francesca, en el que cuenta las razones que la llevaron a usar un aceite de CBD para tratar su psoriasis y los beneficios que encontró.

0 comentarios

Escribir un comentario

Los comentarios son moderados