CBD contra la diabetes

CBD contra la diabetes

Ya no es un secreto: el CBD está en todas partes a nuestro alrededor. Está en el agua, los dulces, las gomitas, ¡incluso las lociones corporales! Sin embargo, el CBD es mucho más que un "remedio" para los días estresantes. La debate por sus beneficios médicos todavía está abierto y lo seguirá siendo hasta que se realicen más investigaciones sobre el compuesto.

Un área donde se necesita investigación adicional es la industria médica, específicamente la relación entre CDB y personas diagnosticadas con diabetes. 

En este artículo, profundizaremos en el tema del CBD y descubriremos la valiosa conexión entre el cannabidiol y la diabetes. 


La relación entre el CBD y la diabetes 

La diabetes es una condición en la que el cuerpo está incapaz de transferir correctamente la glucosa que se encuentra en los alimentos, en fuentes de energía. Esto sucede como resultado de la respuesta natural del cuerpo: la liberación de la hormona insulina. Con el tiempo, esta irregularidad puede resultar en niveles más altos o más bajos de azúcar en sangre y la persona afectada es diagnosticada con diabetes.

Hay dos tipos de diabetes: tipo 1 y tipo 2. Los pacientes diagnosticados con diabetes tipo 1 son incapaces de producir insulina, la hormona fundamental para la transferencia de glucosa. Por lo general, los niños y los adultos jóvenes se ven afectados por esta enfermedad, pero también puede afectar a las personas mayores.

Por otro lado, las personas diagnosticadas con diabetes tipo 2 aún pueden producir insulina, pero la respuesta del cuerpo no es adecuada. Solo en los EE. UU., El 90-95% de las personas diagnosticadas con diabetes tienen diabetes tipo 2; solo el 5% tiene diabetes tipo 1. 

Una nota importante sobre los beneficios de CDB para la diabetes es que faltan estudios sobre los efectos del CBD. Se debe al hecho de que el cannabis, y el CBD con él, no están aprobados por la FDA y no se permiten recursos para tales estudios.

Dicho esto, veamos cómo las personas que viven con diabetes usan CBD para aliviar sus síntomas. 

     


Uso de CBD para la diabetes tipo 2

Aunque el CBD no está oficialmente permitido para la diabetes, los pacientes están encontrando diferentes formas de usarlo para tratar su afección.

Sin embargo, surgen problemas cuando estos pacientes no comparten esta información con su médico. Se ponen en marcha por sí solos, sin consultar a los profesionales médicos, lo que puede dar lugar a más complicaciones. Si vive con diabetes tipo 2, es fundamental ser transparente con su médico sobre cada tratamiento que tome, incluido el CBD.

Dicho esto, hay muchas formas diferentes en que los pacientes usan el CBD para tratar los síntomas de la diabetes tipo 2.

Hubo un caso en el que los pacientes con diabetes tipo 2 usaron aceite de CBD para tratar su dolor de nervios. Algunas personas pueden experimentar solo síntomas leves, pero otras pueden soportar un dolor intenso. Esto puede provocar hinchazón de los pies o las articulaciones y, por lo general, ese es uno de los peores síntomas con los que debe lidiar cuando tiene diabetes tipo 2.

La mayoría de los pacientes usan CBD frotándolo en áreas específicas, lo que reduce el dolor. Sin embargo, como la mayoría de los pacientes también consumen el aceite, también informaron un nivel reducido de azúcar en sangre. Además, como el CBD tiene un efecto terapéutico comprobado en el cerebro, los pacientes experimentan menos problemas para dormir. 


Estudios sobre CBD y diabetes tipo 2 

Existe alguna evidencia para demostrar la efectividad del CBD en la diabetes tipo 2, pero no es suficiente.

Un estudio de octubre de 2016 del Cuidado de la diabetes en el Reino Unido se realizó en 62 participantes diagnosticados con diabetes tipo 2. Durante 13 semanas, estos participantes usaron una combinación de CBD y THCV, que es otro derivado del cannabis, dos veces al día. Una vez finalizado el estudio, informaron que el THCV mejoró su control sobre la glucosa en sangre, pero no el CBD.

Otro estudio fue realizado por Dr. Raphael Mechoulam, un científico investigador de la Universidad Hebrea de Jerusalén, quien señaló la conexión específica entre CBD y páncreas. En concreto, descubrió que existen receptores CB1 en las células de los islotes del páncreas, que es la principal zona de producción de insulina.

Los receptores CB1 son los encargados, entre otras cosas, de controlar la transmisión de dopamina tras su consumo y de regular las funciones límbicas cerebrales. Esto no significa que el CBD sea una cura para la diabetes, pero es una señal positiva que debería llevar a que se realicen más estudios.

Hay estudios que exploran el efecto del CBD en ratones diagnosticados con diabetes y son prometedores. Sin embargo, nuestros sistemas biológicos son bastante diferentes y no podemos permitirnos respaldar investigaciones que no exploren más a fondo la conexión específica entre la diabetes tipo 2 y el CBD.


Conclusión

El CBD puede tener muchos beneficios terapéuticos para la mente y el cuerpo, pero cuando se trata de sus beneficios médicos, debemos esperar a que se realicen más estudios. Específicamente, existe una conexión entre CDB y diabetes tipo 2 y los estudios actuales son un buen trampolín para futuras investigaciones. Sin embargo, si vive con diabetes y planea incluir CBD en su terapia, consulte con un profesional médico y vea si puede ayudar con su condición actual o no.

 

¿Quieres más información sobre el CBD?

¡Complete el formulario y descargue nuestra guía gratuita!


una guía completa de cbd

0 comentarios

Escribir un comentario

Los comentarios son moderados