CBD y recuperación de adicciones

CBD y recuperación de adicciones

La batalla contra la crisis de los opioides es un problema mundial. Muchas personas a las que se les recetan opioides se vuelven adictas. El Reino Unido y Canadá son dos países que han experimentado un aumento drástico en las prescripciones, el consumo y las sobredosis de opioides en los últimos años.

Solo Estados Unidos afirma que alrededor de 2.1 millones de personas son adictas a los opioides, y en todo el mundo hay entre 24 y 36 millones de personas adictas. Para muchas personas, el uso de opioides llega a un punto en el que ya no son lo suficientemente buenos y el sentimiento de insatisfacción los convierte en heroína. 

Desafortunadamente, hay muchas otras sustancias que hacen que las personas tengan problemas de adicción. El alcohol, la cocaína, la morfina, Xanax y la metanfetamina también son motivo de preocupación. Ser adicto a las drogas es extremadamente destructivo para la vida de un individuo y también afecta en gran medida a las personas que se preocupan por ellos. 

La adicción puede resultar en sobredosis, enfermedades crónicas y cáncer, y muchas veces lo hace. Ser adicto también dificulta mantener relaciones positivas, tener un trabajo e interfiere con su vida social.

Aquellos que buscan superar su adicción pero necesitan un poco más de ayuda, están recurriendo a la planta de cannabis. No por el THC que se encuentra en la marihuana, sino por el cannabidiol. Muchos investigadores sugieren que el aceite de CBD puede ser útil cuando se trata de ayudar en la recuperación de la adicción. 

¿Qué causa la adicción?

La adicción se clasifica como un trastorno psicológico que tiende a generar el deseo de hacer algo que tiene un impacto negativo en su salud. Existen características comunes asociadas con las personas que consumen estas sustancias, tales como:

1. Emociones negativas constantes

El consumo de alcohol y drogas tiene un propósito para los usuarios que a menudo buscan minimizar los sentimientos de dolor y maximizar sus sentimientos de placer. Los adictos a menudo comienzan a usar estas sustancias debido a emociones negativas como tristeza, soledad, depresión, malestar, estrés e inquietud. 

2. Incapacidad para reprimir los impulsos

Los adictos tienden a pasar gran parte de su tiempo pensando e intentando adquirir la droga que prefieren. Las personas que consumen estas sustancias experimentarán ansias intensas por el alcohol o la droga que consumen y, por lo general, no pueden controlar las ganas de salir a buscarla.

3. Pérdida de control

A medida que un usuario es absorbido aún más por la adicción, a menudo sentirá una falta de control donde no podrá controlar su comportamiento y pensamientos. Esto da como resultado una sensación de no poder evitar consumir drogas y alcohol. 

Factores ambientales que influyen en la adicción

El entorno de una persona, ya sea con quién pasa el tiempo, el área en la que vive o cómo es su vida hogareña, pueden afectar sus posibilidades de abuso de sustancias y convertirse en adicto. Estos factores incluyen: 

  • Mala supervisión de los padres

  • Padres que participan en actividades delictivas y uso de drogas

  • Viviendo en una comunidad pobre y empobrecida

  • Presencia de drogas disponibles en la escuela o en el hogar.

  • Situación laboral o falta de empleo


Maneras en que el CBD ayuda con la recuperación de la adicción

El cannabidiol puede ayudar en la recuperación de la adicción, al igual que puede ayudar a una variedad de otras condiciones de salud debido a su interacción con el sistema endocannabinoide del cuerpo. La función de este sistema es mantener su cuerpo en un estado de equilibrio, y se compone de tres componentes: 

  • Endocannabinoides
  • Receptores cannabinoides
  • Enzimas

Los endocannabinoides se unirán a sus receptores cannabinoides, lo que crea un efecto regulador sobre sus neurotransmisores. Los neurotransmisores, que trabajan con su sistema endocannabinoide, regulan diversas funciones corporales como el estado de ánimo, el sueño, el apetito, el control motor, etc. Esta interacción es lo que permite que su sistema endocannabinoide se comunique con neurotransmisores específicos para mantener su cuerpo en un estado saludable. , estado equilibrado. 

Cuando ingieres aceite de CBD, básicamente le estás dando a tu cuerpo un impulso de cannabinoides adicionales. Lo que permite que el sistema endocannabinoide sea más eficaz en el desempeño de sus funciones. Si alguien sufre de una adicción, los centros de recompensa del cerebro se han desequilibrado gravemente y el sistema endocannabinoide ayudará a reequilibrarlo y devolverlo a un estado normal de funcionamiento. 

Los niveles disfuncionales de dopamina juegan un papel clave en la adicción

El agotamiento de los niveles de dopamina juega un papel muy importante en la adicción, y esta es una de las razones por las que se sugiere el CBD para ayudar en la recuperación. 

Las oleadas de dopamina entrenan a su cerebro para buscar más de la sustancia de la que un adicto ha estado abusando. Cuando estos picos de dopamina se vuelven constantes, se reduce la capacidad del cuerpo para producir dopamina por sí mismo.  

Una vez que esto ha sucedido, el consumidor se vuelve irremediablemente dependiente del uso de drogas o alcohol para producir suficiente dopamina para sentirse normal. Aquí es donde entra el CBD. 

El cannabidiol puede ayudar a reponer y equilibrar los niveles de dopamina en su cerebro. Lo hace al interactuar con el sistema endocannabinoide de su cuerpo y suprimir las neuronas que inhiben la producción de dopamina. Cuando se suprimen estos inhibidores, su cuerpo tiene la capacidad de producir más dopamina. 

Cómo usar CBD para la recuperación de adicciones 

Si planeas usar aceite de CDB para la recuperación de la adicción, hay una variedad de formas diferentes que puede probar. Al tener tantas opciones, no tendrá problemas para encontrar la que mejor funcione y sea la más adecuada para usted.

  • Aplicación sublingual: El cannabidiol se puede aplicar en la lengua con un gotero. Las ventajas de la aplicación sublingual son que permite dosis precisas, los efectos se pueden sentir con relativa rapidez y una aplicación puede durar hasta 6 horas. Este método también da como resultado una tasa de absorción más alta. 
  • inhalación: Puede encontrar productos de vapeo de aceite de CBD en el mercado que son especialmente efectivos para los adictos en recuperación que solían inhalar o fumar drogas. Puede ayudar a reemplazar el hábito de fumar sustancias nocivas con la inhalación de CBD. La inhalación oral es también el método de ingestión más eficaz y rápido, los efectos se pueden sentir casi al instante. Aunque no dura tanto como la ingestión sublingual u oral.
  • Ingestión oral: Usted puede encontrar cápsulas que se puede tomar fácilmente por vía oral como lo haría con cualquier otra píldora, y también puede encontrar comestibles cuando se trata de ingestión oral. Hacen una amplia gama de comestibles de CBD, como barras de chocolate, caramelos, gomitas y otros bocadillos que atraen a las personas que desean consumir cannabidiol sin experimentar el sabor terroso que lo acompaña. La desventaja de la ingestión oral es que tiene que viajar a través del sistema digestivo, por lo que tarda más en llegar al torrente sanguíneo. Otro aspecto negativo es que parte del CBD se puede perder en este proceso, por lo que es probable que tomar una dosis más alta sea más efectivo. 

Aunque el cannabidiol puede ayudar con los síntomas de la adicción y ayudar en la recuperación de la adicción, no sustituye la atención médica. Si alguien está luchando contra la adicción, siempre es mejor que hable con un profesional de la salud calificado antes que nada.

0 comentarios

Escribir un comentario

Los comentarios son moderados