Aceite de CBD para la migraña: que dice la ciencia y efectividad del CBD

Aceite de CBD para la migraña: que dice la ciencia y efectividad del CBD

Muchas personas, cada día, libran su propia batalla personal contra la migraña, un trastorno extremadamente complejo, con un gran número de factores desencadenantes diferentes y que puede manifestarse de muchas formas.

Es esta extrema "multifacética" de la migraña que empuja a quienes la padecen a buscar nuevas soluciones para mitigar los síntomas perturbadores. El aceite de cannabidiol (CBD) ha captado la atención de los afectados por la migraña debido a los testimonios cada vez mayores que lo indican como un remedio eficaz para aliviar el dolor.

¿Qué es la migraña y cómo se manifiesta?

La migraña es un trastorno neurológico bastante complejo y su principal característica es el llamado “dolor de cabeza”, a menudo de gran intensidad, que también puede durar largos períodos. Este dolor de cabeza en muchos casos también se asocia a otros síntomas como náuseas y aumento de la sensibilidad a la luz y los ruidos.   

Un tercio de las personas que la padecen experimentan lo que se define como aura: alteraciones visuales y sensoriales que ocurren poco antes de que comience el fuerte dolor de cabeza. Las causas de la migraña son diversas y comprenden una serie de factores ambientales y genéricos.

En general se trata con analgésicos -como paracetamol o ibuprofeno- y, en los casos más graves, se utiliza un antiemético para aliviar la sensación de náuseas provocadas por el fuerte ataque de cefalea.

Cannabis terapéutico y migraña. Los primeros estudios

La utilidad del cannabis terapéutico en el tratamiento del dolor crónico, está recibiendo cada día más confirmaciones de la comunidad científica. En particular, el cannabidiol (CBD), uno de los principales principios activos de la planta de cannabis, se utiliza cada vez más para el tratamiento de algunas patologías asociadas al dolor crónico.
Sin embargo, a pesar del esfuerzo en varios campos, hasta hace poco había muy pocos estudios que intentaran investigar la eficacia del cannabidiol (CBD) para aliviar el dolor causado por los ataques de migraña.  

La primer estudio autorizado, en este sentido, se realizó en 2016 y fue coordinado por un equipo guiado por Danielle N. Rhyne del departamento de farmacología clínica de la Universidad de Colorado.

El estudio examinó a 121 individuos adultos con diagnóstico de migraña y a los que sus médicos les aconsejaron someterse a un tratamiento terapéutico con cannabis en el período de enero de 2010 a septiembre de 2014, durante el cual fueron sometidos a diversas revisiones.  

Una vez que se recopilaron los resultados, los científicos observaron cómo, entre los consumidores de cannabis, el número de ataques mensuales de migraña había disminuido de 10.4 a 4.6.

El estudio demostró cómo el cannabis terapéutico tenía un papel "preventivo" distinto en los dolores de cabeza. En otras palabras: tomando cannabis según las recomendaciones del médico, disminuye el número de veces que se sufre un dolor de cabeza.

Los investigadores, en aquellos días, concluyeron que era necesario seguir investigando este potencial terapéutico del cannabis para identificar las formas de administración más correctas en el caso específico de la migraña y comprender mejor su tipo de mecanismo de acción.  

La primera revisión sobre los beneficios del CBD en el tratamiento de la migraña

Algún tiempo después, en abril de 2018, una investigación publicada en las páginas de Frontiers in Pharmacology revisó el estado de la investigación en el campo de la relación cannabis / migraña.

La revisión, realizada por los investigadores del Instituto Virtanen de Ciencias Moleculares de la Universidad de Finlandia Oriental, resumió el estado de los conocimientos y presentó nuevas hipótesis sobre el papel de los cannabinoides en el control de los mecanismos en la base del dolor causado por la migraña.

Según el estudio, los cannabinoides, debido a sus efectos anticonvulsivos, analgésicos, antieméticos y antiinflamatorios, presentan una clase prometedora de compuestos para los tratamientos agudos y profilácticos del dolor de la migraña.

Su efectividad para aliviar el dolor causado por la migraña, radica en su interacción con nuestro sistema endocannabinoide y con los receptores, denominados CB1 y CB2 que caracterizan este sistema. Teniendo en cuenta los rápidos cambios en el estado legal del cannabis, la investigación de (endo) cannabinoides hoy está disfrutando de una nueva energía.

La aprobación formal de un medicamento que contiene cannabinoides para patologías adicionales abre la posibilidad de su aplicación también en el tratamiento de la migraña.

La abundancia de receptores CB1 en el cerebro los convierte en un objetivo perfecto para el tratamiento de la migraña que bloquea el tráfico nociceptivo tanto de forma periférica como central: la nocicepción, de hecho, es el proceso sensorial que identifica y transporta las señales y las sensaciones de dolor. Los receptores CB2 en las células inmunes, por otro lado, juegan un papel en la reducción del componente inflamatorio asociado con formas severas de migraña.

La propia revisión concluyó subrayando la necesidad de abordar nuevas investigaciones lo antes posible para que la posibilidad de la aplicación médica del cannabis sea cada vez más clara también en este campo.

El futuro de la investigación y las posibilidades actuales

Por el momento, muchas personas usan cannabidiol para aliviar las sensaciones muy incómodas causadas por los dolores de cabeza recurrentes. Algunos inhalan cannabis, mientras que otros prefieren tomar unas gotas de aceite de cannabis, aplicándolas debajo de la lengua y esperando que surtan efecto, en unos minutos.

Dependiendo de las necesidades Aceite de cannabidiol (CBD) enecta está disponible en tres concentraciones diferentes - 3%, 10% y  24% - para satisfacer las diferentes necesidades de cualquier persona.

0 comentarios

Escribir un comentario

Los comentarios son moderados