Efectos del CBD sobre la demencia

Efectos del CBD sobre la demencia

La industria médica atraviesa uno de sus mejores años. Ahora tenemos suficientes recursos y acceso a tecnología avanzada para hacer grandes avances hacia descubrimientos revolucionarios.

La planta de cannabis es una de las sustancias que más destacó en la investigación médica en la última década debido a sus dos compuestos versátiles: THC y CBD.

Si bien los departamentos de I + D dedican cada vez más tiempo a descubrir los innumerables beneficios del THC y el CBD, el cannabis sigue siendo una sustancia restringida en la mayoría de los países, lo que dificulta la investigación real.

Sin embargo, los límites de la ley no descuidan los beneficios del CBD para nuestra salud. En este artículo, descubriremos la conexión entre el CBD y la demencia y su efecto sobre esta enfermedad.

Entonces, primero analicemos estos términos por partes.


¿Qué es la demencia?

Es importante entender que la demencia no es una sola condición médica. Es un término médico que se usa para describir un espectro de síntomas relacionados con afecciones específicas como la enfermedad de Alzheimer, la enfermedad de Parkinson, DLB, enfermedad de Huntington, etc. Esos síntomas incluyen pérdida de memoria, cambios en el comportamiento cognitivo y habilidades para resolver problemas. Sin embargo, uno de los peores síntomas de la demencia es la falta de juicio adecuado, lo que conduce a situaciones fácilmente evitables con consecuencias negativas.

Entonces, ¿cómo ocurre la demencia?

Todo comienza en el cerebro. Las personas que tienen demencia suelen ser ancianos, y alrededor del 60% de los ancianos en todo el mundo se ven afectados por esta enfermedad, ya que sus sistemas cerebrales se deterioran con el tiempo.

Nuestros cerebros están hechos de múltiples regiones distintas, cada una responsable de diferentes funciones: movimientos, memoria, comportamiento, juicio, etc.

Los primeros síntomas de la demencia tienden a mostrarse cuando las células cerebrales comienzan a dañarse irreparablemente, perdiendo su capacidad de comunicarse. Todo el flujo de información a través del cerebro tiende a interrumpirse, fallando el proceso de pensamiento normal.

Esto da como resultado funciones normales deterioradas.

Algunas de esas funciones incluyen:

  • Pensando 
  • Memoria 
  • Cálculos 
  • Habilidades de aprendizaje 
  • Idioma 
  • Juicio

Por supuesto, estos síntomas no aparecen todos a la vez: el proceso de deterioro del cerebro es lento. 

Finalmente, la mayoría de estas condiciones médicas no tienen una cura conocida. Sin embargo, incorporar CBD en la rutina diaria de los pacientes con enfermedades relacionadas con la demencia ha resultado ser beneficioso de muchas maneras. 

¿Qué es el CDB?

Cannabidiol (CBD) es un compuesto que se encuentra en la planta de cannabis. El CBD se diferencia del THC, otro compuesto dominante de la planta de cannabis, por su falta de características psicoactivas. Esto significa que consumir CBD no le dará el efecto 'alto' asociado con el consumo de cannabis.

Pero incluso con la falta de propiedades psicoactivas, el CBD todavía no es exclusivamente legal. Debido a este hecho, muchos científicos enfrentan limitaciones legales al explorar los beneficios del CBD.

Pero la ciencia no ha estado ciega al hecho de que el CBD puede afectar positivamente a las personas que viven con demencia; veamos cómo.


Beneficios del CBD para la demencia

Algunos de los síntomas de la demencia son curables, pero el CBD también puede simplificar la vida de estas personas al hacer esto:

Reducción de la inflamación

El CBD es un excelente remedio para la inflamación, uno de los primeros síntomas corporales de la enfermedad, que se maneja fácilmente con aceite de CBD. Además, consumir CBD puede detener cualquier condición potencial que también pueda resultar en inflamación, ya que el CBD ha demostrado ser igualmente eficiente tanto externa como internamente.


Acumulación de oxígeno reducida

Los pacientes con demencia experimentan daños por oxígeno en sus cerebros como resultado de demasiada inflamación craneal. La inflamación se puede reducir con aceite de CBD, pero además de eso, el CBD también tiene propiedades antioxidantes, que pueden reducir los niveles de estrés por oxígeno y normalizar la funcionalidad del cerebro.


Crecimiento de nuevas células cerebrales

El proceso de crecimiento de nuevas células cerebrales se llama neurogénesis. Al consumir CBD continuamente, los pacientes pueden aumentar sus posibilidades de rejuvenecer nuevas células cerebrales.

Hay una explicación bastante simple detrás de esto: cuando se introduce CBD en el sistema, los receptores CB1 y CB2 en el cerebro ayudan a crear nuevas células cerebrales.

Los receptores CB1 están presentes en el hipocampo, la parte del cerebro que es el objetivo principal de la enfermedad de Alzheimer y otras formas de demencia. Los receptores CB2 se pueden encontrar en la microglía, que es la parte del cerebro donde se desarrolla la enfermedad de Alzheimer.

A estudio en 2011 por dos investigadores australianos, Tim Karl y Carl Group, demuestra que el CBD juega un papel crucial en la neurogénesis, que reduce la pérdida de memoria en pacientes con demencia.


Puntos clave

Vivir con demencia no es nada fácil, especialmente porque, por lo general, los pacientes con demencia se enfrentan a otras afecciones médicas. Aunque los investigadores aún se encuentran en las etapas iniciales, algunos estudios demuestran el efecto positivo del CBD en el cerebro y el cuerpo humanos.

Los pacientes con demencia pueden probar el CBD para reducir los niveles de estrés, la inflamación y los niveles de oxígeno en el cerebro. 

Aún así, aún no es el final: la investigación está aumentando y, sin duda, ¡también descubriremos otros beneficios del CBD!

¿Quieres más información sobre el CBD?

¡Complete el formulario y descargue nuestra guía gratuita!


una guía completa de cbd

0 comentarios

Escribir un comentario

Los comentarios son moderados