Vapear Cristales de CBD, ¿cómo usarlos correctamente?

Vapear Cristales de CBD, ¿cómo usarlos correctamente?

A través de Cristales es posible apreciar CDB en su forma más pura y saludable, dotando a nuestro sistema psicofísico de una sensación generalizada de bienestar, a la vez que elimina los procesos de combustión, de los cuales son bien conocidos los problemas que podrían generar a nuestra salud.

¿Por qué vaporizar cannabidiol?

Se conocen los peligros relacionados con el tabaquismo, procesos de combustión puede crear problemas a nuestra salud, todos los expertos coinciden en que desde este punto de vista Vaping representa una opción adicional por las siguientes razones:

1 - Las temperaturas son inferiores por lo que se reduce la presencia de catarro en el sistema respiratorio y como consecuencia se reducen drásticamente la tos y síntomas como “opresión en el pecho”, propios de los fumadores

2 - Aceites de alquitrán cancerígenos, típico de los cigarrillos, se eliminan

3 - El Vapor no es "humo": es completamente inodoro

4 - Vapear es una forma efectiva de absorberán cannabinoides de los cuales los efectos son casi instantáneos y, por tanto, permiten entender cuál es la dosis adecuada para "vape"

5 - Cuando "vapeamos" CBD, las sensaciones percibidas son de mayor relajación y los síntomas relacionados con el dolor se reducen drásticamente.

Cristales de cbd ofrecen ahorro enecta cannabidiolo promocional

¿Cómo vaporizar los cristales de forma correcta?

Para una eficiente proceso de vaporización, es necesario poseer un vaporizador de buena calidad que permita mantener la temperatura bajo control.  

Para obtener un rendimiento óptimo, el Los cristales deben vaporizarse entre 160 ° y 180 °, por lo que no hay riesgo de que se quemen o de que no se vaporicen lo suficiente.

Una cantidad tan pequeña como un grano de arroz es suficiente para obtener un buen resultado. Con un buen resultado nos referimos a más vapes y la obtención de la los efectos deseado por el consumidor, que puede ser, dolor calmante o buscando un estado de generalizado relajación.

El mercado propone adquirir una serie de vaporizadores diferentes entre sí en cuanto a características técnicas y de utilización; como veremos, si pretendemos vaporizar CDB Cristales necesitaremos un dispositivo que tenga características diferentes a un vaporizador utilizado para vaporizar flores o e-líquidos
Los vaporizadores pueden ser portátiles, de viaje o fijos.

Cristales de CBD Enecta, cuando alcanzan una temperatura entre 160 y 180 C °, se funden y adquieren la consistencia de un aceite.

Es esencial al consumir este producto utilizar un vaporizador capaz de temperatura de control y contener aceites.  

La mayoría de vaporizadores que podemos encontrar en el mercado están creados para vaporizar hierbas aromáticas secas y no contener líquidos, como el Aceite derivado de la fusión de cristales de CBD.

Esta forma de consumo es sin duda el más inmediata y  eficaz por apreciar el propiedades del CBD porque el principio activo, cuando es absorbido por los pulmones, se asimila instantáneamente.

La importancia de la calidad de los cristales

Un producto de calidad nos permite apreciar plenamente las propiedades del cannabidiol. Cristales de CBD Enecta se extraen de Cannabis Sativa L. y posteriormente se purifican al 99%.

Además de CBD en los cristales también podemos encontrar una pequeña cantidad de terpenos vegetales naturales que tienen el objetivo de darle al producto el sabor característico de un delicioso cannabis extraerlos.

¿Cómo se producen los cristales de cbd?

En la fase inicial se obtiene un extracto crudo de la planta de cáñamo, en el que podemos encontrar todos los componentes de la planta, CBD y en menor cantidad otros cannabinoides, clorofila, cera, terpenos y cualquier compuesto extraíble de la planta que podamos encontrar en la primera fase de extracción. En esta fase, el extracto parece una melaza oscura que contiene todo el espectro de la planta de cáñamo.

A partir de este primer extracto, se suceden las distintas fases de refinado que conducen paulatinamente a la obtención de la siempre creciente pureza del producto final.

Cuanto más refinemos el producto y más se centre la atención solo en una molécula específica, más encontraremos altos porcentajes de CBD  en el extracto final y una cantidad claramente menor de todas las demás sustancias.

Una vez superado el umbral del 80% de pureza del CBD en el extracto, éste comienza a solidificar o, usando el término apropiado, a cristalizar.

El proceso de refinación continúa hasta que se elimina cualquier cosa que no sea cannabidiol puro y se 99% puro Se obtiene el extracto final: prácticamente, cuando aparecen los cristales hemos obtenido una molécula pura de cannabidiol (CBD).

Nueva llamada a la acción

0 comentarios

Escribir un comentario

Los comentarios son moderados